UBICACIÓN

Portada Ubicacion
Portada Ubicacion02

Todos nuestros animales se alimentan de pastos naturales de Galicia. Debido a su situación geográfica, Galicia posee un clima oceánico y húmedo, caracterizado por la regularidad de las precipitaciones a lo largo del año y temperaturas suaves.

Estas características nos proporcionan unos campos con pastos verdes y naturales, aportándole a las carnes una alta concentración de grasas intramusculares (marmoleado) y su sabor ligeramente picante y salado, probablemente debido a su proximidad al océano, ya que estos animales se alimentan exclusivamente de hierba, tréboles y plantas que crecen sólo en esta área de clima tan especial.

En esos campos, los agricultores también producen otro tipo de cereales, como cebada o maíz, que se utilizan para complementar la alimentación de las vacas.

En Galicia son característicos los minifundios, en los que suelen pastar de 5 ó 6 vacas que pasan el día en el campo y luego, durante la noche, los ganaderos las recogen y las llevan a establos donde duermen sobre hierba seca para que la carne del animal sea más tierna. Cada animal tiene un gran espacio para pastar, sin estrés, durante todo el proceso de cría, hasta la matanza, algo esencial para el bienestar del animal y también necesario para obtener una carne tierna y sabrosa.

Considerada como una de las mejores carnes del mundo, las carnes de vacuno de Galicia poseen un inconfundible sabor, muy agradable y refinado, logrado gracias al medio geográfico y agroclimático, así como al respeto por la tradición plasmado en la alimentación del ganado con forraje natural y pienso procedente de productos de origen vegetal.

Grabado Ubicacion