Gallaecia Delicatessen, explotando el potencial de la carne de vacuno de calidad

Roberto Hernandez Gallaecia Delicatessen1

Gallaecia Delicatessen, explotando el potencial de la carne de vacuno de calidad

Asentada en unas instalaciones modernas y punteras en Monforte de Lemos, esta empresa de nueva creación fue de las primeras en sumarse a la IGP Vaca Gallega/Buey Gallego y exporta todas las semanas su producción a media docena de países europeos

Roberto Hernández, gerente de Gallaecia Delicatessen, delante de las instalaciones de la empresa en el Polígono de Reboredo de Monforte

Roberto Hernández, gerente de Gallaecia Delicatessen, delante de las instalaciones de la empresa en el Polígono de O Reboredo de Monforte de Lemos

El sur de la provincia de Lugo es un enclave privilegiado para el vacuno de carne y en los últimos años han ido surgiendo un buen número de empresas que aprovechan ese potencial para poner en el mercado productos de la máxima calidad que, en muchos casos, tienen como principal destino los mejores restaurantes del mundo. Es el caso de Gallaecia Delicatessen, una iniciativa de nueva creación que exporta desde Monforte a la mayoría de países europeos carne de vaca y buey gallegos.

Cada semana chuletones, entrecots o solomillos de bueys y de vacas de raza rubia gallega, frisonas o cruce salen de las instalaciones de esta empresa ubicada en el polígono industrial de Reboredo de Monforte hacia países como Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Suiza, Italia, Grecia, Portugal o Estonia.

«Nuestro mercado mayoritario en estos momentos es Europa, prácticamente todos los países», explica Roberto Hernández, gerente de la empresa. «Trabajamos vacuno de todo tipo, pero estamos especializados en alta gama, carne de la mejor calidad seleccionada por nosotros mismos en vida en muchos casos teniendo en cuenta factores como la alimentación o el bienestar animal», añade.

«La carne gallega es la más cara de Europa y eso es por algo. Está habiendo mucha demanda y mucho crecimiento de la carne procedente de Galicia en la mayoría de países pero todavía hay mucho recorrido»

Roberto está convencido del potencial de la carne gallega a nivel internacional. «La carne gallega es un referente ya del sector cárnico en toda Europa y me atrevería a decir que también en Asia, donde la carne gallega está haciendo competencia a razas con gran prestigio desde hace muchos años, como la kobe. La carne gallega es la más cara de Europa y eso es por algo, con un precio superior en el mercado a otras carnes, como las procedentes de Irlanda. Pero a pesar de la calidad que atesoramos aún tenemos mucho recorrido y trabajo por hacer. Hay mucho crecimiento en la mayoría de países europeos para la carne procedente de Galicia en estos momentos y mucha demanda, pero queda mucho camino por recorrer todavía», pronostica.

Inscrita en la IGP Vaca Gallega / Buey Gallego

Chuletón de buey
Chuletón de buey

La apuesta de Gallaecia Delicatessen por la carne procedente de Galicia es clara. «Nosotros compramos de todo, puede ser rubia, frisón o cruce, pero solo carne gallega. Buscamos la calidad y la excelencia y eso lo marca solo en parte la raza, porque también influyen otros factores como la alimentación o la forma en la que se hace la crianza, por eso solo compramos animales criados en Galicia», cuenta.

Esta empresa apostó desde el primer momento por la IGP Vaca y Buey Gallego y es de las pocas que hay a día de hoy inscritas en la nueva Indicación Geográfica Protegida. «La IGP servirá para frenar el fraude que se da en estos momentos, vacas compradas en Portugal o en Castilla que son vendidas como si fueran gallegas», denuncia Roberto.

«La IGP servirá para frenar el fraude que se da en estos momentos, vacas compradas en Portugal o en Castilla que son vendidas como si fueran gallegas»

Reconoce que «de momento se nota poco, es poco significativo el volumen de carne inscrita dentro de la IGP» pero confía en su potencial. «Eso tiene su proceso y está empezando y creo que la gente se irá sumando, tanto los productores como las industrias a medida que el consumidor valore el producto», dice.

Gallaecia Delicatessen mantiene la trazabilidad de la carne al máximo. Por eso, a la hora de trabajar con la carne que está dentro de la IGP Vaca y Buey Gallego lo hace de forma totalmente diferenciada del resto de animales.

Sello Halal

La certificación halal es importante para la presencia en el mercado francés
La certificación halal es importante para la presencia en el mercado francés

Esa misma forma de procesar el producto la aplican a otro de los sellos emblema de la compañía, que acaba de obtener la certificación Halal. «El país que absorbe en estos momentos la mayor parte de nuestra produción es Francia y allí es muy importante este distintivo para vender y poder acceder a todos los mercados. Francia es muy importante para nosotros y dado el volumen que teníamos allí decidimos implantar este sello», explica el gerente de la empresa monfortina.

El proceso es el siguiente: «Traemos un día, normalmente los viernes, o dos a la semana camiones con carne procedente del matadero, la desangramos y la metemos en la cámara de frescos y progresivamente la vamos cambiando a maduración. En estas mismas instalaciones hacemos todo, maduración, despiece, envasado, paletización y envío a destino por transporte», detalla Roberto.

Aunque se puede comprar directamente en las instalaciones de la empresa en el polígono industrial monfortino y disponen de furgoneta de frío con la que en verano realizan alguna ruta de reparto por Galicia, sobre todo en la provincia de Pontevedra, prefieren trabajar a través de canales de distribución ya establecidos. «Esta empresa no está pensada para atender directamente al cliente final, está pensada para volúmenes a más grande escala y nos gusta trabajar con distribuidores y que cada uno haga su labor, así ganamos todos», argumenta.

Compran directamente parte del ganado a productores de toda Galicia

Disponen de instalaciones para el procesado y envasado de la carne
Disponen de instalaciones para el procesado y envasado de la carne

«Nos abastecemos de los mataderos de referencia para carne de vacuno que hai en Galicia y también compramos directamente en explotaciones. Actualmente el 5% de los animales procede ya de productores, pero esperamos crecer bastante en eso este año. Desde origen los ganaderos ya cuentan con nosotros, tenemos ya una reputación en el sector y al final de 2019 tuvimos ya muchas llamadas de productores. Nuestra intención es convertirnos en un referente y si un animal bueno se vende en Galicia nosotros tenemos que estar allí. Si no vas directamente al produtor hai animales a los que no tienes acceso, sobre todo vacas que se crían en pequeñas explotacións a la antiga usanza, a base de pasto y harina de cereal. Esas vacas non son fáciles de encontrar si no coneces bien la zona y tienes localizadas una serie de ganaderías de confianza con las que puedes contar», explica Roberto.

Ya han llegado a acuerdos con cadenas interesadas en comercializar carne de buey y en este año 2020 pretenden dar salida a uno o dos animales de este tipo a la semana

Aunque este joven lleva poco tiempo en el sector, supo rodearse de personas con mucha experiencia en el mundo cárnico, como Ángel, que lleva 26 años comerciando con carne de vacuno. Por eso, dice, «para nosotros es fácil por ejemplo conseguir carne de buey, porque ya tenemos contactos de atrás». Además, añade, «antes había 200 ó 300 bueyes en toda Galicia, ahora hay más, y nosotros compramos en toda Galicia, porque no por ser buey es bueno, hay que seleccionar», asegura.

En este año 2020 esperan dar salida a más de un centenar de bueyes, uno o dos a la semana. «Ya tenemos acuerdos y hemos apalabrado la comercialización con cadenas que quieren trabajar el buey», avanzan.

Disponen de dos lineas de producto: Magna Selectio y Petrus. Las carnes de Magna Selectio provienen de vacas de razas autóctonas de Galicia (rubia gallega, caldelá, limiá, cachena, vianesa y frieiresa) con 6 años o más. Las carnes de Petrus se caracterizan por ser de vacas viejas con un mínimo de 10/12 años que han estado más de un año sin parir. Son animales con un peso de más de 450 kg en canal. La carne de buey también es comercializada bajo el paraguas Petrus.

Línea de producto elaborado

Gama de productos de Gallaecia Delicatessen envasados al vacío de forma individual, pensados para lineales de supermercado
Gama de productos de Gallaecia Delicatessen envasados al vacío de forma individual, pensados para lineales de supermercado

Su producto principal son los lomos tanto de vaca como de buey, para los que utilizan el sistema más moderno de maduración, basado en controlar la humedad y la temperatura en cámara para conseguir una óptima maduración del producto, un proceso denominado Dry Aging o maduración en seco que ablanda la carne y le confiere un sabor más intenso. El tiempo que la pieza pasa en la cámara depende del gusto del cliente. «En Barcelona no podemos vender la carne con menos de 50 días de maduración, mientras que en Galicia se prefiere con menos días», indica Roberto.

Pero aunque la empresa Gallaecia Delicatessen se dedica fundamentalmetne a la maduración y comercialización en fresco de piezas nobles del despiece de carne de ganado vacuno de reses autóctonas selectas de Galicia, también hacen transformación y producto elaborado final.

Comercializan hamburguesas de vaca y de buey y en primavera sacarán la primera remesa de jamón de vaca y de buey

«Comercializamos hamburguesas de vaca y de buey. Tenemos una línea de elaborado para aprovechar mejor la canal», explica el gerente. También están trabajando en los primeros jamones de vaca gallega, un producto distinto a la cecina. «Sobre abril o mayo sacaremos la primera remesa al mercado, tanto jamón de vaca como jamón de buey. Es un producto de mucha calidad que dimos a probar ya a algunos clientes y que cuajó de una manera que no esperábamos», dice.

Las nuevas instalaciones con las que cuentan en Monforte son versátiles y aunque su fuerte es el producto fresco, disponen de un túnel de congelado que les ofrece otras posibilidades. «Tenemos esa capacidad, que nunca está de más», argumenta. Aunque de momento se centran en formatos en fresco para hostelería, como por ejemplo chuleteros enteros, y despiece envasado individualmente, pensado sobre todo para lineales de supermercado.

«Esto no lo podríamos hacer desde Barcelona, aquí tenemos el contacto directo en origen con el ganadero»

canais vacun1

Roberto procede de Barcelona, a donde emigró la familia de su madre, originaria de Chantada. Tanto él como sus padres están ahora asentados en Bóveda y su padre, Jesús, se considera ya medio gallego. «Después de 30 años trabajando en el sector de las ambulancias en Cataluña vendió la empresa allí para cumplir su sueño aquí. Él siempre quiso venirse a vivir a Galicia», confiesa su hijo.

En abril de 2018 montaron Gallaecia Delicatessen y empezaron a trabajar desde Ourense, donde alquilaron una nave. «Empezamos a hacer clientes y a trabajar un volumen mínimo en unas instalaciones mínimas», recuerda Roberto.

La empresa está ubicada en una nave de reciente construcción en el polígono de Reboredo, un enclave industrial que alberga a otras empresas de transformación de productos agroganaderos, como queserías Prado y Euroserum

Mientras, preparaban su ubicación definitiva en el sur de Lugo. «Nos decidimos por el polígono de Monforte por espacio y por viabilidad de las rutas de transporte», aclaran. Tras una inversión de dos millones de euros (incluída una subvención de 478.175 euros de la Xunta concedidos a través de la Consellería de Medio Rural) el pasado mes de julio inauguraron sus nuevas instalaciones, una nave de un total de 1800 metros cuadrados que incluyen muelle de carga y descarga, zona de lavado de utensilios, tres cámaras de maduración, sala de despiece, sala de elaborados, sala de envasados y almacén de productos terminados. Además disponen de otros 200 metros cuadrados para oficinas, 100 metros cuadrados para vestuarios y 200 metros cuadrados de almacén.

«Las instalaciones son punteras en el sector, modernas y con capacidad de crecimiento y nos dan fiabilidad y garantía de cara al cliente que demanda grandes volúmenes, como cadenas de supermercados y gran distribución», afirma su gerente.

Prevén triplicar su producción este año y comercializar un millón de quilos de carne gallega en 2020

«El objetivo que nos marcamos es el de triplicar la producción en 2020, y ya lo hemos cumplido de sobra. Prevemos comercializar un millón de kilos de carne este año», avanza. «2019 fue un año de tránsito para nosotros. Nuevas instalaciones, trasladarse y empezar a trabajar. Pero nos espera un año 2020 intenso. Los comienzos son difíciles, pero al venir con una trayectoria anterior se simplifica todo», añade.

Además de seguir creciendo y consolidándose fuera, en el sector gourmet de la exportación, pretenden también asentarse en el mercado interno. «Tenemos menos explotado el mercado español, queremos trabajarlo más y crecer también mucho aí», asegura.

Creación de empleo

Jesús Hernández Bleda junto al alcalde de Monforte, José Tomé Roca
Jesús Hernández Bleda junto al alcalde de Monforte, José Tomé Roca

Además de valorizar la carne de vacuno producida en Galicia, este proyecto empresarial crea riqueza y puestos de trabajo en la zona. Por eso el Ayuntamiento de Monforte, con su alcalde a la cabeza, se implicó desde el primer momento para que la iniciativa acabase siendo una realidad y el pleno municipal decidió bonificar el 95% del importe de la licencia de obra y las tasas municipales, lo que le supuso a la empresa un ahorro de unos 40.000 euros.

En estos momentos trabajan ya en las instalaciones de Gallaecia Delicatessen 7 personas, aunque prevén llegar a los 25 puestos de trabajo directos. «Empezamos con 2 empleados y somos ya 7 y la inclusión de nuevos trabajadores será progresiva, en función del crecimiento que tengamos», explica Roberto. Si se cumplen los planes que tienen para este año 2020 necesitarán reforzar la plantilla, algo que ya venían haciendo en momentos puntuales de mucha carga de trabajo.

La importancia de la logística

Dos factores son fundamentales en el plan de negocio de esta empresa: la calidad del producto y la distribución. Roberto se encarga de organizar la producción y también de la logística. Procede del sector del transporte sanitario y aplica esos conocimientos y esa experiencia a este nuevo sector buscando la eficacia en los envíos.

La ubicación estratégica de Monforte, antiguo nudo de comunicaciones ferroviarias, también facilita esa labor, por un lado por su cercanía al productor y por otro por la facilidad de salida hacia la Meseta. «Esto no lo podríamos hacer desde Madrid o desde Barcelona, aquí tenemos el contacto directo en origen con el ganadero. Estamos en una zona privilegiada, tanto para la compra como también después para la distribución, Monforte es un nudo estratégico de comunicaciones para el transporte», justifica Roberto.

Ver Noticia en contexto: https://bit.ly/3abSavY

No Comments

Post A Comment